Pon a dieta tu tarro de basura

Medio Ambiente

La época de navidad está llena de hermosas tradiciones, música, comida, regalos, luces, pesebres, árboles de navidad, e infortunadamente de basura…de mucha basura. Durante el mes de diciembre la cantidad de basuras por hogar puede aumentar entre un 15 y un 30 por ciento. Papel regalo, empaques, sobrantes de comida, y la renovación de nuestras casas para recibir las festividades navideñas y el Año Nuevo se traducen en este incremento en la generación de residuos y por lo tanto de nuestro impacto en el Planeta.

El mundo tiene un problema con las basuras, cada año se generan en el planeta 1.3 billones de toneladas de basura, un número inmenso y muy difícil de imaginar. Si nada cambia, esta cantidad va a incrementarse a casi el doble para el año 2025. Los residuos también generan impactos en el cambio climático, ya que en su descomposición generan metano, un gas mucho más dañino que el CO2 (ver ¿Por qué debería interesarte la COP?)

Este es un problema en el que como individuos tenemos mucho que aportar. No todo lo que botamos en el tarro de basura es realmente basura. Quiero compartirles algunas ideas para Reducir, Reutilizar y Reciclar, las 3 Rs para el manejo de los residuos para disminuir nuestro impacto sobre el Planeta.

residuos, reciclaje

1. Reducir, el primer paso

La mejor manera de solucionar un problema es evitar que pase, y aquí es donde entra la reducción. ¿Compras todo con empaques?¿Compras en paquetes individuales?¿Usas bolsas plásticas para tus víveres?. Las basuras básicamente se producen a partir de los sobrantes de los productos que compras, si tú decides comprar al granel (en plazas de mercado o incluso en supermercados), usar tu propio carrito o bolsa de mercado y preferir los productos con menos empaques (los productos en empaque individuales generan más residuos), tus acciones van a empezar a encaminarse de manera positiva. Más aún, si tus compras empiezan a ser sostenibles, las compañías empezarán a producir de manera sostenible, generando un gran cambio en el planeta (ver Negocios Sostenibles).

2. Reutilizar, no todo debe descartarse

Si creciste en América Latina es muy común que el envase de la mermelada terminara siendo tu vaso para el jugo por un buen tiempo, no tienes porque botar todo tras el primer uso. ¿Cajas de cartón? puedes usarlas para almacenar cosas en tus casa o guardarlas para más adelante; ¿recipientes? puedes lavarlos y volverlos a usar, depende de ti.

Otro ejemplo importante de reutilización es la donación de las cosas que ya no usas. ¿por qué botar la ropa vieja, juguetes o muebles que no usas? Muchas fundaciones y Thrift Stores (tiendas de usados) e incluso conocidos tuyos estarían felices de recibirlas, con esto podrías no solo proteger el ambiente sino ayudar a las personas, y por qué no, recibir un dinero extra o reducir tus impuestos.

3. Reciclaje, separar empieza en casa

Aunque para algunos parece que sí, no toda la basura es igual. Residuos orgánicos e inorgánicos son diferentes, se ven diferentes y se aprovechan de manera diferente; por esto es vital que tú puedas separarlos en tu casa. Asegúrate de contar con dos recipientes para residuos: uno para los materiales inorgánicos y otro para los orgánicos. En el tarro de orgánicos pon todo el material que se descompone (sobrantes de comidas, cáscaras y residuos de jardinería entre otros) y el de los inorgánicos todo el material que no se descompone.

Una vez separados los residuos estos pueden ser aprovechados más fácilmente por los programas de reciclaje tu ciudad, si aún no existen puedes escribir a tu gobierno, para que los desarrollen, recuerda que tu voz es muy importante, hay países que incluso generan energía con los residuos, seguro en el tuyo también se puede empezar a hacer algo. En cuanto a los residuos orgánicos puedes descartarlos en la basura  o usarlos para producir abono para un jardín sencillo en tu casa, pronto estaremos compartiendo más acerca de cómo hacer esto.

Esta es una situación en la que tú tienes gran parte de la solución en tus manos, es nuestra oportunidad de actuar. Estos son algunos sencillos consejos que tienen el potencial de generar grandes cambios, ayúdanos a difundirlos compartiendo este post. También quisiéramos escuchar también los tuyos y tus preguntas e inquietudes en la sección de comentarios.

@jjcastlel@BioticaUrbana

One Comment

  1. Pingback: ¿Podemos Beber Agua de la Llave? – Biótica Urbana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • Nuestros boletines

    Regístrate aquí para recibir nuestro boletines